UGT se persona en el juicio contra Glovo en Zaragoza

Zaragoza ha acogido hoy un nuevo juicio de plataformas de reparto en los Juzgados de lo Social, que había sido suspendido. En él la Plataforma de reparto Glovo ha tratado de que se levantara el acta de infracción y liquidación de cuotas a la Seguridad Social que pesa sobre la compañía por 326 riders de la capital aragonesa, que prestaron sus servicios entre 2016 y 2018. Se trata de un procedimiento de oficio de la Tesorería de la Seguridad Social tras una actuación de la Inspección de Trabajo.

UGT se ha personado en el procedimiento- en representación de más de 80 riders- en apoyo a la postura de la Tesorería, que defiende que los repartidores tienen una relación laboral . Según ha explicado Bernardo García, abogado del Asesoría Jurídica de UGT Confederal, la calificación de la relación de trabajo  “ya ha sido resuelta por Tribunal Supremo en una sentencia del 25 de septiembre de 2020” en el caso de un repartidor de Glovo en Madrid que consideró de origen “laboral”. El trabajo de los repartidores de estas Plataformas es uniforme en todo el país – tiene más de 10.000 riders en España- “aunque no sienta jurisprudencia es un precedente importante en la calificación de esta relación laboral”.

Los Tribunales Superiores de Justicia de España a los que les han llegado casos (Madrid, Cataluña, Galicia, Castilla y León. Asturias) han mantenido unánimemente este mismo criterio. UGT confía en que la sentencia vaya en el mismo sentido que el resto, aunque cabe recurso. Para García, “Glovo tiene que asumir sus obligaciones frente al sociedad, la Seguridad Social y las personas trabajadoras que no tienen reconocido unos derechos laborales mínimos”.