Concentración de trabajadores ante la oficina principal de Bantierra ante el despido de un empleado

La Entidad financiera abrió un expediente disciplinario con el resultado de despido inmediato a un trabajador por atender a un cliente de forma diligente y conforme a lo que marca la normativa.

El despido está argumentado en no realizar cierta operación, que hubiera supuesto una mala praxis bancaria, incluso pudiendo ser constitutiva de un delito de apropiación indebida.

Este despido, como otros anteriores, se enmarca en la necesidad de ahorro de costes de la Entidad, la reducción de plantilla, el cierre de oficinas, la eliminación de los agentes financieros (falsos autónomos) y otras medidas tomadas por la dirección de la Entidad en los últimos meses, aprovechándose de la reforma laboral para no pagar indemnizaciones.​