ZARAGOZA | HOSTELERÍA y TURISMO

El sector de la comida a domicilio (Prodelivery) se moviliza en Zaragoza

29/06/2017 | FeSMC-UGT | Aragón

Si estos días nos levantábamos con la noticia del embrión de una plataforma organizativa que reclamaba mejoras en torno a los nuevos profesionales del sector del envío de productos a domicilio (concretamente las empresas Glovo y Delivero), ahora es el turno de la mayor empresa de comida a domicilio en España y de la cuarta a nivel mundial en el sector de Pizzas.

Pues bien, según fuentes sindicales, la última estrategia de la compañía TELEPIZZA S.A.U. para hacer frente al incierto mercado en el que se desenvuelve pasa por la externalización de sus centros de trabajo en forma de franquicias.

Si bien este proceso no es nuevo, o ajeno a otras marcas importantes del sector (muchos otros establecimientos de comida rápida en España funcionan bajo la fórmula de Master Franquicias), si lo es en lo que a respecta a la compañía líder en el sector.

Si bien algunos de sus centros habían sido creados bajo la fórmula de franquicia, el grueso de sus tiendas estaba bajo el paraguas de la marca creada en 1988 por Leopoldo Fernández Pujals. Pero parece que el competitivo mercado de comida a domicilio y los cambios sufridos en la compañía en los últimos años, llevan a que la empresa vaya a deshacerse de la práctica totalidad de sus centros de trabajo en España. Centrándose en la fabricación del producto y en su división internacional.

Esto supone un duro revés para los trabajadores en la empresa. Que a duras penas podrán mantener la representación colectiva y defender sus ya de por si precarias condiciones de trabajo en un nuevo escenario tan atomizado.

Frente a esto, los trabajadores de la provincia de Zaragoza llaman a un calendario de movilizaciones (que dará comienzo el día 10 de Julio en el centro de trabajo de la Plaza San Francisco a las 20 horas) como respuesta a la reciente venta de dos de sus centros en la provincia y con la firme intención de plantar cara a esta nueva política de la compañía, que de forma unilateral ha emprendido. Obviando la participación de los trabajadores en tan importantes decisiones empresariales y desoyendo la responsabilidad social que supuestamente debiera ejercer. Aspectos que la Constitución española ampara.